jueves, 12 de julio de 2012

     Se durmió con la idea de tener un largo y hermoso sueño , una aventura que pudiera vivir y disfrutar como no lo hacia en la realidad. La verdad era que sabía que no era lo correcto, pero igual, desidió probar, y es así como empezó su historia, dos vidas paralelas, una fantasía de sueños, y una ausencia en el no despertar.
     Se adentró en espesuras deseadas, en espacios paralelos buscados, inventó su propia escapatoria, e hizo posible lo que quería, de la manera menos lógica.

1 comentario:

La chica triste que te hacía reír dijo...

Se durmió queriendo soñar... a veces está bueno no despertar.